Asturias se tiñe de verde contra la contaminación industrial y por una transición ecológica justa

Cierre de la Asamblea Confederal de Ecologistas en Acción:

Asturias se tiñe de verde contra la contaminación industrial y por una transición ecológica justa
  • Ecologistas en Acción concluye su Asamblea Confederal sumándose a la movilización ciudadana en Xixón a favor de un aire limpio y de una transición ecosocial.
  • Durante la manifestación, que ha reunido a un millar de personas, se ha desplegado una pancarta de 15 metros con el lema ‘La contaminación mata’.
  • La organización ecologista hace un balance muy positivo de su 23ª Asamblea Confederal, la primera presencial desde que comenzó la pandemia.
  • A pesar de recordar la profunda crisis ecosocial actual, también se han celebrado algunos avances medioambientales, como la protección del lobo o la influencia en los contenidos ecosociales del currículo que tiene que poner en marcha la nueva ley de educación.

Esta mañana una marea ciudadana ha partido de los jardines de Begoña, en el centro de Xixón (Asturies), para denunciar la contaminación industrial que afecta a toda la ciudad. La marcha se ha encaminado hacia la plaza del Ayuntamiento para hacer llegar a las autoridades el mensaje de la manifestación: ‘La contaminación mata’.

La movilización, convocada por Asturies por un aire sano, Ecoloxistes n’Aición d’Asturies, Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón y la Plataforma contra la contaminación de Xixón, también ha llegado al parque del Solarón. Este lugar está amenazado por la construcción de grandes bloques de viviendas, y por ello constituye otro de los símbolos de los colectivos ambientales que reclaman que se transforme en un gran pulmón natural en el centro de la ciudad.

Además, desde la Casa Sindical un grupo de mujeres activistas ha desplegado una gran pancarta de 15 metros con el mismo lema que la manifestación. Reclamaban así una solución real a los problemas de contaminación atmosférica que sufre la ciudad y demandaban, a su vez, que esta transición ecológica se haga de forma  justa desde el plano social y laboral.

Con la participación en esta movilización, Ecologistas en Acción ha clausurado su 23ª Asamblea Confederal, la primera en formato presencial desde el inicio de la pandemia. El tema salud no solo ha estado presente en la marcha de esta mañana sino que ha sido predominante en todo el encuentro. Tal y como dice la organización ecologista, “salir de la pandemia y poner el foco en la salud ambiental, social y personal solo es posible con un cambio de sistema”.

A lo largo del fin de semana, la Asamblea Confederal ha acogido diferentes actos, algunos internos y otros abiertos al público. El encuentro comenzó el sábado con una mesa redonda inaugural donde se puso de manifiesto la necesidad de un modelo energético que respete la biodiversidad y los límites ambientales, que erradique la pobreza energética, sin oligopolio y más democrático. Para ello, según apunta Ecologistas en Acción, hace falta planificar, redistribuir y decrecer.

A nivel interno destacan los debates que se han desarrollado con el objetivo de responder a la pregunta ¿Qué estrategias necesitamos para afrontar esta crisis social, sanitaria, ambiental? Paco Ramos, portavoz de Ecoloxistes n’Aición d’Asturies, ha declarado: “Estamos en un momento complicado, de emergencia climática, pérdida de la biodiversidad e importantes retos socioambientales. Recuperar la salud es entender que somos parte del planeta que defendemos, que necesitamos primar las relaciones humanas frente al consumo y que hay que redistribuir el trabajo y la riqueza.

Además de los retos y dificultades, también se ha resaltado el trabajo realizado en las 18 áreas y 19 territorios que conforman Ecologistas en Acción. Algunas de ellas han destacado también avances que se han producido a nivel estatal en materia medioambiental, como la protección del lobo, la influencia en los contenidos ecosociales del currículo que tiene que poner en marcha la nueva ley de educación, o los logros judiciales y las movilizaciones impulsadas por la defensa de diferentes espacios naturales que estaban en riesgo en todo el Estado.

Durante la Asamblea Confederal se han aprobado las cuentas de la organización, las resoluciones, el trabajo de las áreas, y la evaluación de las campañas realizadas en 2021. También se han realizado talleres de formación para activistas y socias: los rostros de la soja, posicionamiento de eólica marina, cómo incluir a personas racializadas en la organización, empoderamiento entre mujeres, y el observatorio de los buenos tratos.

El fin de semana ha concluido con la proyección del documental Historias del poder y de la vida, que se narra a partir de la entrevista a cuatro activistas de Ecologistas en Acción acerca de la represión que sufren las personas ecologistas por defender su territorio, y un concierto con Akin & The Afrobeat Brothers y L-R.

En el encuentro no han podido faltar los momentos para el ocio y la relación. Sara Acuña, coordinadora de Ecologistas en Acción, ha concluido: “Volver a vernos físicamente era fundamental. Un colectivo como el nuestro, que se basa en la fuerza de personas activistas de muchos territorios, necesita el contacto directo, las risas y el calor personal. Es lo que nos une y da fuerza para luchar por modelos más justos y social y ambientalmente”.

Niñas y niños también han tenido su espacio en esta asamblea. Mientras las personas mayores se reunían y trabajaban, las más pequeñas disfrutaban, en una ludoteca, de cuentacuentos y juegos tradicionales. El equipo de Gallipata, la revista infantil de Ecologistas en Acción ha estado a cargo de uno de los talleres realizados.