Día Internacional de la Diversidad Biológica

Ecologistas en Acción reclama a Pedro Sánchez que dé la máxima relevancia política a la crisis de biodiversidad.
  • Cuando están a punto de cumplirse cuatro años desde la primera investidura de Pedro Sánchez, Ecologistas en Acción considera muy insuficiente la atención prestada por el gobierno a la conservación de la diversidad biológica.
  • La organización ecologista exige al gobierno la puesta en marcha de políticas estatales que hagan frente a la “alarmante pérdida de biodiversidad” actual.

El 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Todo el planeta está sufriendo una alarmante pérdida de biodiversidad, como han demostrado múltiples estudios científicos y ha reconocido Naciones Unidas. También el Estado español. En opinión de Ecologistas en Acción, resulta “vergonzoso” que en las dos últimas décadas ningún gobierno, ni del PP ni del PSOE, haya prestado la atención debida a esta crisis de biodiversidad. La organización ecologista reconoce algunos avances producidos en los últimos años, como la protección del lobo, la recuperación de las poblaciones de unas pocas especies amenazadas y los “insuficientes pero importantes” pasos dados para frenar la crisis climática. Sin embargo, la ausencia de mayores compromisos en la protección de la diversidad biológica ha provocado que se acelere la extinción de especies, el deterioro de los ecosistemas y la pérdida de procesos ecosistémicos esenciales para los seres vivos, incluidos los seres humanos.

Según un informe de 2019 del Panel Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), el 75% de la superficie terrestre ha sido significativamente alterada por dinámicas capitalistas asociadas a empresas e individuos. El IPBES, la mayor institución internacional científico-política en materia de conservación de la biodiversidad, lo dice claramente: solo es posible conservar y restaurar la naturaleza si se emprenden con urgencia iniciativas coordinadas que promuevan un cambio transformador que abandone las prácticas de expolio y abuso de los ecosistemas naturales.

El Estado español es uno de los países con mayor diversidad biológica de la Unión Europea. Forma parte de uno de los 25 enclaves con mayor biodiversidad del mundo, pese a lo cual el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas incluyen solo 973 especies silvestres. Esto equivale al 1,43% de las especies silvestres presentes en España, algo realmente muy insuficiente. Además, la atención a estas especies se ha centrado muy mayoritariamente en los vertebrados. Falta mucha información y protección para otros grandes grupos taxonómicos, particularmente los invertebrados, hongos, líquenes y algas.

Los diferentes gobiernos españoles de las dos últimas décadas han incumplido los acuerdos del Convenio de la Diversidad Biológica para detener la pérdida de biodiversidad hasta en dos ocasiones en los años 2010 y  2020, la Estrategia Europea de Biodiversidad para 2020 y están haciendo imposible que se cumpla la Agenda 2030, ya que cinco de sus objetivos requieren de la conservación de la biodiversidad.

Ahora mismo se está negociando el Marco Global Post 2020, que recogerá los compromisos internacionales para alcanzar el objetivo de detener la pérdida de biodiversidad antes de 2030. En apenas un mes tendrán lugar las negociaciones de Nairobi, última parada antes de que se adopte el tratado en la COP de Biodiversidad de Kunming. La Estrategia Europea de Biodiversidad 2030 que ha presentado la UE para alinearse con esos objetivos es para Ecologistas en Acción insuficiente, por lo que el Estado español debe asumir objetivos más ambiciosos.

¿Y la biodiversidad para cuándo?

Ecologistas en Acción considera vital que en la segunda parte de esta legislatura no solo el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sino todo el gobierno, priorice la conservación de la biodiversidad y adopte medidas extraordinarias que permitan empezar a frenar la pérdida de biodiversidad en colaboración con las administraciones autonómicas.

Las medidas imprescindibles a adoptar para la organización ecologista son:

– Aprobar un Plan Estratégico de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad capaz de hacer frente a la crisis de biodiversidad, con medidas a ser adoptadas por las diferentes administraciones competentes: las Comunidades Autónomas y los diferentes ministerios, que condicione todas las políticas sectoriales, aplique efectivamente la ley 42/2007  y actúe sobre las causas subyacentes a la pérdida de biodiversidad. El actual borrador de este Plan que está en discusión no cumple estas condiciones.

– En el plazo de un año, aprobar una hoja de ruta para identificar, y eliminar o modificar en su caso, los múltiples incentivos y subvenciones contrarias a la conservación de la biodiversidad. Se debe priorizar la revisión de los incentivos relacionados con la agricultura, pesca, combustibles fósiles y transporte.

– Adoptar medidas vinculantes para minimizar la pesca incidental de mamíferos, tortugas y aves marinas, así como de elasmobranquios e invertebrados marinos en especial de las especies protegidas bajo la legislación nacional, comunitaria o internacional.

– Aumentar la ambición de la Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera para reducir el impacto de la pesca sobre la biodiversidad marina garantizando el enfoque ecosistémico, con una firme apuesta por una pesca socialmente justa, cogestionada y de bajo impacto ambiental.

– Aprobar medidas efectivas para reducir drásticamente la utilización de plaguicidas, dejando de autorizar excepcionalmente la utilización de plaguicidas peligrosos.

– Coordinar con las administraciones autonómicas una planificación y zonificación de los proyectos de energía renovable para que estos se instalen en suelo urbano, urbanizable, polígonos industriales, regadíos no históricos y áreas sin valores ambientales. Además, si se realizan repotenciaciones, estas deben adoptar medidas adicionales para evitar las importantes colisiones de aves y murciélagos que se están dando con los grandes aerogeneradores de más de dos megas.

– Finalizar el deslinde y amojonamiento del dominio público hidráulico y aprobación de un Plan de Restauración de los bosques de ribera que cuente con la necesaria financiación.

– Aprobación urgente del Catálogo de Hábitats en Peligro, según se recoge en la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, e inclusión en el mismo del hábitat ‘lagunas costeras’.

– Elaborar una Estrategia para la Conservación de los Suelos. con la participación de los ministerios implicados, que establezca medidas concretas para asegurar la conservación del suelo fértil y que regule las actividades humanas con este recurso.

– Derogación de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética por defectos de fondo y forma.

Ecologistas en Acción hace un llamamiento a todos los partidos políticos para que apoyen estas medidas. Conservar la diversidad biológica constituye un paso esencial para lograr la prosperidad económica.