Ecologistas en Acción actualiza su guía de delitos ecológicos

  • Ecologistas en Acción reedita la guía práctica ‘Los delitos contra el medio ambiente’. Se publicó por primera vez hace 25 años, poco después de que se aprobara el Código Penal de 1995 que introdujo la mayor parte de los delitos contra el medio ambiente que existen en la actualidad.
  • Esta guía ha servido a cientos de activistas y a muchas abogadas y abogados para interpretar estos tipos penales y ayudarles en la formulación de denuncias ante las fiscalías o los juzgados.

En mayo de 1996 se publicó la guía práctica ‘Lo delitos contra el medio ambiente’ de Ecologistas en Acción. Desde entonces, los artículos de los Títulos XVI y XVII del Código Penal, que se refieren a “la ordenación del territorio y la protección del patrimonio histórico y del medio ambiente y a la seguridad colectiva, respectivamente, han sufrido diversas modificaciones” (2003, 2010 y 2015), exigen una actualización de la guía para que siga sirviendo de herramienta para la defensa penal del medio ambiente. Además, en este tiempo se ha generado una abundante jurisprudencia que ayuda a interpretar estos tipos penales.

Muchas cosas han cambiado, algunas positivamente, para la persecución de los delitos contra el medio ambiente. En primer lugar, el número creciente de abogadas y abogados que se dedican al asesoramiento jurídico de los grupos ecologistas, con un elevado nivel de activismo y una sólida coordinación. Pero también la existencia de una extensa red de fiscales de medio ambiente en todas las fiscalías territoriales, coordinadas también sólidamente por la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, adscrita a la Fiscalía General del Estado.

Otras cosas han cambiado poco o nada. Por ejemplo, la pervivencia de numerosas agresiones graves e ilegales contra los recursos naturales y el medio ambiente fruto de un sistema económico extractivista, depredador y contaminante, que nos está abocando a una peligrosa crisis ecológica y climática. Tampoco ha cambiado desgraciadamente que, en este escenario, la mayor parte de las administraciones, en vez de cumplir su papel de protección del medio ambiente y de vigilar la aplicación de las normativas, son en muchas ocasiones las que toman decisiones ilegales que Ecologistas en Acción se ve en la obligación de denunciar.

Por ello, es más necesario que nunca reforzar el conocimiento de las herramientas legales y utilizarlas eficazmente.