Psicología práctica para dummies IV

Un profesor que había sido condenado a seis años y nueve meses de prisión por abusar sexualmente de cuatro chicos entre 16 y 18 años ha sido absuelto gracias a la ley del sí es si de Irene Montero. El tribunal estimó que era procedente dejar sin efecto las condenas de tres delitos de abuso sexual continuado al constatar que la ley del ‘sólo sí es sí’ destipifica los mismos. Puesto que la ley de Irene montero establece que “el consentimiento prestado por personas mayores de 16 años no es constitutivo de delito”, excepto si se ha empleado violencia, intimidación o abuso de una situación de superioridad o vulnerabilidad de la víctima, que, según los magistrados, “no es el caso”. Pero un menor de edad no puede consentir como a dicho consentimiento sería siempre viciado, y de este tema vamos a hablar hoy.