El 21 de octubre tuvo lugar la jornada Calles abiertas para la infancia

Nueva jornada Calles abiertas para la infancia
El 71 % de las personas apoya las calles escolares
  • El 21 de octubre, miles de niñas y niños de España y de toda Europa salieron de nuevo a la calle bajo la convocatoria Calles abiertas para la infancia, con el objetivo de mostrar cómo podrían ser las ciudades sin el predominio del tráfico de coches.
  • La acción ciudadana coincide con la publicación de una encuesta europea realizada por la campaña Clean Cities, de la que forma parte Ecologistas en Acción, que evidencia que el 71 % de la población se muestra a favor de restringir el tráfico motorizado en las ciudades.

Niñas y niños de Italia, España y Bélgica montaran hoy en bicicleta y jugarán en la calle a la salida de los colegios, junto con sus familias y profesorado así como con grupos sociales y ecologistas. Este día de acción coordinado de Calles abiertas para la infancia – Streets for Kids en toda Europa tiene como objetivo demostrar cómo las calles escolares pueden transformar las zonas alrededor de los colegios, con los consiguientes beneficios para la salud y el clima como resultado de la reducción del tráfico contaminante.

Una calle escolar es una iniciativa que da prioridad a los desplazamientos a pie y en bicicleta a la hora de dejar y recoger al alumnado. La circulación de coches alrededor de los colegios está restringida al menos a las horas de entrada y salida, y en algunos casos durante todo el día.

La campaña Clean Cities, que coordina la acción a escala europea y de la que forma parte Ecologistas en Acción, ha presentado también hoy un estudio que demuestra que las calles escolares o calles abiertas para la infancia cuentan con un respaldo masivo. El 71 % de las personas encuestadas en cinco ciudades europeas apoyan la introducción de restricciones temporales a la circulación alrededor de los colegios. El apoyo más alto fue en Barcelona (76 %) y más del 67 % en Londres, París y Bruselas.

Calles escolares en todas partes

Las calles escolares son un elemento importante de un sistema de movilidad de emisiones cero, ya que combaten la contaminación atmosférica, proporcionan más espacio para las personas y reducen la dependencia del automóvil en las ciudades. Ya hay más de 500 en Londres, 170 en París y 120 en Barcelona.

Se ha demostrado que las calles escolares son eficaces para reducir la contaminación atmosférica y mejorar la seguridad en las inmediaciones de los colegios. Un estudio realizado en Londres demostró que estas calles reducen los niveles de dióxido de nitrógeno hasta en un 23 %, y que madres y padres declaran que usan el coche para ir a la escuela un 18 % menos tras la introducción de una calle escolar. Otro estudio realizado en Oxford mostró un descenso del 36 % en las concentraciones de PM2,5.

La campaña Clean Cities espera que hoy se celebran 140 actos en toda Europa, varias decenas de ellos en España. En una jornada de acción similar celebrada en mayo de 2022 se celebraron 389 actos en 233 ciudades de 18 países diferentes. Con esta jornada se reclama el derecho de la infancia a un aire limpio y respirable, a un espacio para jugar y a la seguridad en sus desplazamientos hacia y desde la escuela.

Barbara Stoll, directora de la campaña Clean Cities, ha declarado: “Estas acciones se producen apenas unos días antes de que la Comisión Europea haga pública su propuesta de revisión de la ley de aire limpio de la UE, la Directiva sobre la calidad del aire ambiente. Con ellas, se subraya aún más la necesidad de que esta ley exija el máximo nivel de ambición: alinear los valores límite de las concentraciones de contaminantes con las últimas directrices de la Organización Mundial de la Salud”.

Carmen Duce, coordinadora en España de la campaña Clean Cities y portavoz de Ecologistas en Acción, ha apuntado: “Las calles escolares son fáciles de poner en marcha, pero deben ser actuaciones reales que verdaderamente cambien el entorno. No sirve poner solo una señal y una valla, hay que garantizar de forma eficaz que los coches no van a poner en peligro a la infancia.”

Satur Jiménez, madre de una niña en Palencia, y miembro de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA), ha insistido: “Llevamos muchos años reivindicando la autonomía infantil y su derecho a desarrollarse y que se les proporcione entornos saludables y seguros. Los ayuntamientos deben actuar ahora”.

Tags

Share: